viernes, 16 de diciembre de 2011

Príncipe Azul Marino Oxidado


(Autor: Mauro Sepúlveda, Santiago, Enero 3 de 2012)
 
Nada puede cambiar
el simple hecho
que aún no te he dejado de amar.
Cuántos recuerdos vividos
no fueron capaces
de avisarme este delirio.

Qué daría yo por haberme equivocado.

Duele tan profundo
que mi grito calla el canto del Queltehue
Tu voz se apaga
y la mía no cesa de llover.

Necesito el final
necesito mi  Dios
no seguir más
no más!!

La piel de mi rostro se ha sembrado de angustia
y tormentas de llanto me riegan
como lluvias de ácido
que derriten mi soñar.

¡Aaaaay, por qué tanto dolor!
por qué clavaste tan hondo tus raíces
por qué no me equivoqué
¡por qué... por qué, por qué!

He recorrido tus muslos
y más allá, hasta tus hombros
y he escuchado tu júbilo
y he visto cómo reías
a tus nuevos gustos
a tu descubrir de Mujer
de amante ...de asombro.

Recorrí muchos caminos
pero en ti hice senda
y ahora te dejo atrás
y mi rumbo se pierde
entre la vanidad,
y el desperdicio que tengo en el alma.

Qué daría yo por haberme equivocado
y tú, Dios! hubieras acertado
y no fuera yo ahora
un simple príncipe azul marino
y oxidado.

CEDAZO


(Autor: Mauro Sepúlveda, Bellavista, Santiago, Noviembre 23 de 2011)

Te miro con mis ojos
te filtro, te fumo
me comes la vida.

Te amo
te selecciono
me aburro en esta rutina

Tú, tú... y tú
el resto
se olvida.

Agito mi mente
para que mi conciencia
restrinja lo que bebe.








miércoles, 23 de noviembre de 2011

Alcances de la ley antidiscriminacion en Chile



Víctor Rey (miembro fundador del CREE) 
Mauricio Sepúlveda,
Pablo Simonetti (Escritor)

Pablo opina sobre la función del Arte frente a la Discriminación en el contexto de la Ley Antidiscriminación votada recientemente en el Congreso de Chile.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Bellavista 17


(Autor: Mauro Sepúlveda, Octubre 25 de 2011)


Volver a los 17

no quiero vivir un siglo

mi carne se envejece


ya siento que ha vivido.

Mis ojos se tintan

de trasluces oro y verde

entre hormigón embrutecido

y adobes que el tiempo pierde


Miro esos ojos inquietos

y unos senos pálidos

que se abren sabrosos

a la lésbica seducción.



Atardece en Bellavista

y mi pecho se aprieta

y mis ojos se abultan

¡quieren ver más! más aún

¡son brillos de realidad!

es pura, tibia y oxigenante

¡es alegre, cruda y es más!

Es fría y refrescante

me corre la garganta

hasta pillar mi sed

me enturbia la mente

¿soy joven otra vez?

ja ja ja ja…


Volver a ser de repente

tan libre y citadino.

y con alma adolescente

mirar de nuevo los cincuenta

pagar esta breve cuenta

y caminar sin peso alguno.

martes, 9 de noviembre de 2010

Tu Beso

(Autor: Mauricio Sepúlveda)



Tomaré ese beso
y lo arrullaré,
en Él apoyaré mis labios
con ternura.
Lo cubriré con mis deseos
y le cantaré mi alma
con dulzura.
Ese beso alimentará
mi vida
y devorará mi cuerpo
con las ansias contenidas
en tu recuerdo
en mi juventud ya ida.

lunes, 30 de agosto de 2010

Amor de Papá

(Autor: Mauricio Sepúlveda, Santiago a 30 de Agosto de 2010)

Si te miro a los ojos profundos
veo los tiempos felices
siento como el rocío de los años
humedece mis pupilasy dibuja en ellas
mi fuente de ternura
tu carita de niño
mi dulce criatura.

No sabía que podía sentir
tanto anhelo de vivir
hasta que tu sonrisa infantil
hinchó mi corazón
con la fuerza colosal
con el Amor que da más
con el Amor de Papá.

viernes, 7 de mayo de 2010

Indiferencia

Por qué me haces perder este tiempo
por qué ignoras mis lamentos.
Es que ya no escuchas mis palabras
te suenan acaso a olvido?
Por qué mis versos se deshacen por el aire
y no alcanzan tus oídos.
Heme aquí hablándote palabras estúpidas
que rebotan insignificantes como piedras
en el verde musgo del guanaco.
- ¿Va a tomar té? - tu pregunta me martiriza
me humilla y me recuerda tu silencio
al proliferar mis versos sobre tu indiferencia.
Me apagas, me borras y por momentos
me siento menos importante
que el hallazgo de la sacarina
que has buscado incesante
en este tiempo perdido
en este mero instante.

viernes, 19 de febrero de 2010

Amor Podado

(Autor: Mauricio Sepúlveda, febrero 19 de 2010)

Qué sería el poeta sin sus lágrimas,
cómo regaría sus fértiles suelos
sin esas gotas de amor.
Así es tu vida triste,
jardinero de versos floridos,
con tus manos escarbas la prosa
y siembras sus ojos negros para el olvido.
Llorarás inconsolable por el amor perdido
y resignado colgarás tus besos
en su pelo caído.
Podado está su amor,
ahora es sólo cariño
¡Tierra maldita de fértil cáscara,
abundante musgo, hierba fácil,
pero incapaz de abrirse
a la tierna y profunda raíz
del amor que crece fuerte
con savia pura y fruto maduro.

martes, 22 de diciembre de 2009

Cerrojo

"Barreta cilíndrica de hierro, con manija, por lo común en forma de T, que está sostenida horizontalmente por dos armellas, y entrando en otra o en un agujero dispuesto al efecto, cierra y ajusta la puerta o ventana con el marco, o una con otra las hojas, si la puerta es de dos."

Fotografía y texto para definición son propiedad de:
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Poema
(Autor: Mauricio Sepúlveda, en Santiago a 20 de diciembre de 2009)

¿Sabrás en tu frío corazón
cuántas horas de febriles caricias
guardaste a los amantes,
que al amparo de tu recio cuerpo
volcaron en los suyos
desvergonzados y sofocantes?

Anticipando los deseos
de esos dos delirantes
que desbordaban sabrosos besos
tan sólo momentos antes,
cuando entraban a la humilde pieza
atropellándose mutuamente
¡ay desesperados amantes!
enredando sus lenguas
abrazándose nerviosos
como indecisos de todo
dudando el comenzar a amarse.

Anticipando ese interminable momento
en que él dulcemente
y en ángulo perfecto
comienza a abrir el cuerpo de su adorada
con todo su sexo.
Así es como te deslizas...
¡ tú hierro dulce y erecto !
para cerrar a la indiscreción el paso
y celar a los novios
en su amor secreto.

Cilindro recto y oxidado
de tus brillos nobles olvidado
has dominado mi puerta, mis pudores
y en un pacto de silencio
has sellado en suave movimiento
casi un gesto, casi una caricia
la habitación de fuego
en donde yace mi cuerpo
junto a ella, mi adorada Alicia...

viernes, 18 de diciembre de 2009

Culpable

Inspirado en el poema "No Me Doy Por Vencida" de la poetisa colombiana KYA.
(Autor: Amado Torres de Saavedra, Santiago a 8 de marzo de 2008)

Hermosa ofrenda de despedida,
sufrida, inmerecida.
Me alegro por ti
y entristezco
por esa alma desvanecida,
que no logra cuajar
el amor de su vida.
Culpable por ser
villano indeseable,
asesino de flores,
te odio a más no poder,
porque eres campesino
de sembrar desamores,
carga ya tus temores
y quédate al fin
a la vera del camino.

lunes, 17 de agosto de 2009

En Una Sola Noche...La Última Noche

(Autores: Amado Torres De Saavedra, 9 de Agosto de 2009)
Inspirado en la canción La Útlima Noche de Diego Torres.



En mis labios

aún queman tus últimos besos

arrojados a ellos en despecho

de tu aciago tormento

Esta es la última noche

de sentir que mi corazón

espera en el vacío de tu silencio.

Esta noche,

Septiembre ya no espera a Noviembre

Esta noche nuevos besos

cubren de almíbar mi dolor

calmando los ardores

de esa maldita luna.

Besos dulces, llenos de candor

besos libres de penas

por otro amor.


He llorado tanto, tanto, tanto

con el recuerdo de tu última mirada

en esa noche de tristeza confesada

con las estrellas brillando en tus ojos negros

sobre la sangrante e infinita herida

de tu alma pisoteada,

Hay de tu triste clamor

que en su inexplicable huida

causó ese cobarde amor

y que aún palpita con oscuro dolor

de agudeza inusitada.


¡Ay de mí!

que esta última noche

arranque de mi pecho

tu carita odiosa, tu carita encantada,

de sonrisa dulce

y de margaritas adornada.

Quiero terminar con la esperanza

que en mis cautivos sentidos fue susurrada

con la sensualidad de tu voz

con tus caricias apasionadas.


Ay de mí...

quiero dejar en el olvido

el recuerdo de esa alegría

de haberla contemplado...

¡En una sola noche!

En Una Sola Noche

(Autor: Mauricio Sepúlveda Soto, Santiago a 6 de mayo de 2009)

Una noche para resumir la eternidad
en las páginas de tu pelo
componiendo con su brillo
el inmenso versar del Universo.
Yo observándote en la oscuridad
pretendiendo ser de mis ojos su dueño
pero son ellos esporas a merced
de tus fugaces miradas de ensueño.
Es así como en la profundidad de la noche
nuestras vidas conversaron
y se entendieron los pasos
y bailaron incansables sobre las horas
y las horas gentiles nos obsequiaron
su mayor secreto, su don más preciado
detener el tiempo en un gesto, una sonrisa,
un palpitar, un beso no dado.
Tu me sonríes y mi cuerpo parece temblar
pero es tanta la confusión que lo invade
que oculto en la noche, sólo pretende bailar.
Ya no importan las palabras
ya la música cómplice se retira cansada
hemos construido en una noche
los recuerdos de una danza embrujada.
Ahora hoy, sin verte
el suave movimiento de tu cuerpo
me abraza tiernamente
y me hace sentir en un leve cerrar de ojos
el aroma fresco de tu cabello
y el tibio orar de tu alma.


La Espera

(Autor: Amado Torres De Saavedra, Santiago mayo de 2009)

A orillas del Mar de la Esperanza
camina perdido,
dejándose llevar por sus sueños
en febril bandada
atrapado y perdido
en el mirar hiriente
de aquella caricia húmeda
anhelada, insistente,
que el frío gesto marino deja
sobre la extensa arena
de aquélla mañana nublada.

Su ánimo ya está cansado
de escuchar la risa de Ella
salpicando entre las rocas,
de perseguir su mirada distante
que miraba desde su rostro
llena del extenso horizonte.
Hoy aún espero ver asomar su cuerpo
entre las sábanas marinas
invitándome una vez más
al regazo de su alma.

Amar y Yo

Del Poemario "Colores Sentidos"

Prólogo (09 de julio de 2009)

A ti, marchita flor
de piel sensible
y germánico tormento
A ti que sufres por amor
en esos fríos encuentros
te consuelo en Amarillo, tu color
con profunda compasión, cada momento
A tí te dejo partir
con profundo dolor y sentimiento
a la espera de verte llegar
o simplemente yo morir
en el desesperado intento.


(Por Amado Torres De Saavedra, Santiago, junio de 2009)

Amar... y Yo
palabras que he vivido
separadas por el dolor
extraviadas en el olvido.
Pero cuando pienso en ti
el Sol me baña en su color
con tibias manos
y levanta prados verdes
cubriendo mis temores
arrullando mis sentidos.

¡Ay de estos amores!
de Septiembre y de Noviembre
de amarillos y dorados
de ojos que me buscan y seducen
como girasoles enamorados.
Ya no deseo tenerte a mi lado
ni susurrarte mis secretos
como viento apasionado
que derrama indiscreto
sus versos originales
sobre vastos campos
de solitarios trigales.
Cuando pienso en mí, los ojos se nublan
y mi cuerpo llueve con tu ausencia.
y luego mi piel es un desierto
que desea cada gota de tus besos
con dulzura...con demencia.
Mis labios navegarán
cada misterio de tus pechos
y harán de tu cuerpo
su más grande travesía
cada segundo, cada año
cada noche vida mía.

domingo, 9 de agosto de 2009

Nuestro Primer Beso

(Autor: Amado Torres De Saavedra, Santiago, agosto de 2009)

Dedicado a tu juventud y dulzura de alma, JM

Me gustas así

deliciosa y delicada

de risa espontánea

como agua de cascada.

Me gusta como me miras

cuando solapado busco tu mirada

y tus brazos lúdicos, danzantes

me estrechan a tu pecho

y yo me entrego prisionero

en la seductora trampa

de tus besos dulces y excitantes.

Mi boca y tu boca

juntas por primera vez

enlazadas tiernamente

en el beso más hermoso

jamás dado por criatura pasada.

La música nos rodea

cubriendo nuestros cuerpos

con suaves movimientos

de armonía sideral.

Nuestras almas se mezclan

se tocan, se alaban

y abren sus brazos

para recibir una lluvia de cometas

que nos regala el Universo

pues esta noche han estallado mil soles

pues esta noche ha sido nuestro primer beso.

El Primer Beso

Este poema no tiene dueña, ni apego al tiempo.
(Autor: Mauricio Sepúlveda, Santiago de Chile, julio 2008)

Tomo tus cabellos
y suavemente desnudo tus hombros
te acerco con ternura a mi pecho
mientras mis dedos
acarician tu cuello.
Ahora mis palmas en rezo
sostienen tu rostro perplejo
y mi boca se desliza
lentamente hasta tu beso.
Ahora son tus labios
los que caen como lluvia
sobre mi cuerpo ardiente
haciéndolo temblar
con cada toque de esos labios
lujuriosos, calientes.
Y ahora soy yo
el que vuelve a tu cuello
y despojado de todo pudor
dejo en cada beso que sello
la huella viva del deseo
que brota insaciable de tanto amor.

sábado, 8 de agosto de 2009

Dedicado a mí... fue la última noche.

A Ti Mujer

(Autor: Amado Torres De Saavedra, Santiago, noviembre 25 de 2008)

Mujer formada de una sola matriz
porque como tú sólo existe la presente.
Posees el vigor de la juventud
y las ansias de la vida
te impregnan como la lluvia
en la tierra seca.
De tus piernas nacerá el andar
por las estaciones de esta vida
y en tu piel se grabarán a fuego
las pasiones prohibidas.

domingo, 14 de junio de 2009

Publicación en Revistas El Puñal y La Mancha







Gracias al cuerpo editor de Revista el Puñal por honrarme con la publicación del poema "Te Devoro".


Gracias también al cuerpo editor de Revista La Mancha por la publicación del poema "Amada Otoñal"

Amado Torres De Saavedra


Reedición de los poemas "Amores Párvulos"

Del poemario "Amores Inmortales"

Casi Un Amor

(Autor: Mauricio Sepúlveda Soto, Santiago junio de 2008)

Cuando recuerdo aquellos días
cruzando la vía férrea hasta tu casa,
mi ser se pierde en la agonía
de imágenes añejas
cargadas de nostalgia.
Estoy cerca,
mis ojos recorren la cansada Maestranza
haciendo de mi garganta un sólo nudo
.
Veo ya el inquieto canal
donde navegaron dos amigos,
unidos por el viento y el cariño,
capitanes de ilusiones y aventuras
en barquitos de coraje y papel
doblados con esmero de niño.
La casa verde, el camino de tierra
los peldaños del portal, el pasillo
y la primera puerta...tu habitación.
Aún recuerdo tu risa ligera, tímida
tus ojos de pupilas inocentes
y de un vasto negro avellana
reflejando húmedos
el brillo de tu ventana

Esos ojos, tus ojos
me absorven, me atrapan
con la fuerza
del amor ingenuo,
mi niñez cayendo sobre la tuya
tu mirada siendo la mía
mi corazón latiendo en tu pecho
un recuerdo que no se olvida,
semilla de futura tristeza
eterna muerte de mi alegría.
Hoy despido tu mirada
viendo tu cara sombría,
esperando algún día sentir
la llegada de la primavera,
¿Fuiste mi gran amada,
mi ilusión verdadera?
o tan sólo un recuerdo confuso
que se aleja pausado cada noche, cada día,
cada madrugada.

Medias de Lana

Niña de hondo sentir
ropas azules
medias de lana
que el tiempo vistió
con telas de dama.

¡Maldito tiempo!
la arrebataste de mis brazos

dejando atrás mares y montañas
vaciando esa vieja casa de besos
y corazones pintados de nostalgia,

quedaron sólo sus paredes húmedas
empapadas de mi llanto
del fino rocío nocturno de mi ansia.

Desde una fría
mañanas de escuela,
en ese viejo vecindario,
fuiste violentamente arrancada
de esta cercana morada

cuna de amores infantiles
de un primer beso fascinante
tierno e inconfundible,
el tiempo te alejó de mí
robó tu presencia en mi vida
dejando este vacío indescriptible.

Sandra

Esa primera vez que te vi
y un ejército de hormigas
desfiló por mi vientre
tú me miraste por un instante
y mis ojos avergonzados
huyeron casi para siempre.

Aún recuerdo tu cabellera rubia
callendo suave y lisa
hasta casi tocar tu hombro,
y tu leve sonrisa
calando muy hondo
en este mi corazón ansioso
con la dulce respuesta
a mi temblorosa pregunta
esa que abrió la puerta
a un amor tan grandioso.

Marisol

La Mar y el Sol
en perfecta armonía
unidos en una sola maravilla
concibieron así el bello nombre
de esta hermosa y pequeña niña.
Ella robó en la tierna infancia
el corazón nostálgico
del que hoy es hombre.
Fuiste un amor párvulo
de citas fugaces
y paseos colegiales.
Me enseñaste el valor
de una mirada
y del inquieto silencio
entre beso y beso
y mirarse y mirarse
sin decir nada
Te recuerdo hoy con alegría
porque este amor
de sensaciones infantiles
ha renacido en mi vida
con ojos oscuros
con boca madura
con cuerpo de mujer
como no habrá otra
como nunca más
como ninguna.

Playa Adolescente

Del poemario Amores Inmortales
(Autor: Amado Torres De Saavedra, domingo 30 de noviembre de 2008)


La estación del calor suda mi frente,
mi alegría estalla en el vuelo de mil gaviotas,
en aquella playa robada sólo para nosotros.
Tu cabellera brilla con la pasión del Cobre
y la pureza del Oro,
mientras el viento marino
intenta encender mis ilusiones,
pero son tus ojos enredados en mi alma
los que me arrastran irremediablemente
como la red del pescador alza su presa,
¡así moría yo por ti!
Recorrimos la soleada playa volando
como dos golondrinas que se atrapan
y liberan una y otra vez.
Y mientras el Mar cantaba
su eterna estrofa de olas tornándose espuma
mi pecho gritaba su amor adolescente,
pero mi boca tímida no escuchaba...
Militza...Militza
como ráfagas de viento en mis labios
tu nombre hace temblar mi razón,
me embriaga tu rostro ¡reímos otra vez!
Te miro intensamente
y tu risa se vuelve sonrisa
el sol se retrasa para esperar a la Luna
las estrellas dejan de parpadear,
todas lo quieren ver ¡no falta ninguna!
nuestras huellas en la arena
se juntan una frente a la otra,
tu blanca sonrisa se esconde,
tras los labios que esperan sin prisa
mientras tus ojos se cierran junto a los míos
y, por un instante,
el tiempo detiene su labor
pues tú has accedido a tocar nuestros labios,
en el único beso dado en ese instante
con tanto candor.
Y luego tú seguiste jugando entre risas y arena
llevándome de la mano mientras mi alma,
separada del cuerpo,
quedaba enterrada en esa distante playa
solitaria y eterna.

martes, 21 de abril de 2009

El Amor De Mi Tierra

(Autor: Amado Torres De Saavedra, abril 20 de 2009, Santiago de Nueva Extremadura)

Te tengo prendida a mí
como el olor de las flores al campo,
como el amor de mi Tierra
como la pasión de la tuya.
Veo con la entrega de un fiel a su fe
cómo has preñado mi vida
con besos de luna
porque seré tuyo
toda la noche y su día
porque te quedas con ella
porque te llevas la vida mía.
Te recuerdo y te extraño
currambera de mis sueños
apasionada del cuerpo
arrebatada de alma, Kya.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Destacados!

El Regalo: "...eres una bella pinceladaque cruza fugaz el lienzo de la noche"
____________________________________________________________________

Si Digo Que Te Amo: " Sabes que te amo y en cada gota de lluvia que te toque, habré dejado un beso mío..."
_____________________________________________________

Te Devoro: "Tú mi amada me alimentas en todos los sentidos..."
_____________________________________________________

La Vida En Rosa ¡Oh la Vida!...por fin me has parido, por fin he gritado mi llanto naciente, mi alma de hombre de nuevo Amado.
_____________________________________________________
Junto A Ti: "... Pero Tú estás a mi lado y nos sentaremos juntos en un escaño de la plaza a reír del pasado
a mirarnos en presente..."
_________________________________________

El Amor en la Vejez: Una Pasión Madura
Amada Otoñal: "... y eres tú quien ahora me enseña qué es el amor en la vejez de estos cuerpos, cuando vuelve el dulce candor."
_____________________________________
Tal Vez El Invierno No Existe :"...mi vida respirará profundamente y mirando en el cielo cómo estallan imperceptibles sus nubes, florecerá a la Tristeza, indiferente..."
____________________________________
Mujer de Tierra y Luz "...modelaste mi llanto con tus manos de arcilla, volviste risa el barro de mi sollozo."
___________________________________________
El Amor, fuente inagotable de inspiración:
Amor Eterno. "Dame tu vida que yo te daré la mía..."
Amor Fugaz. "Tu mirada ya no detiene la mía..."
Nada Tendrá Sentido. "Seré el camino que sostenga tu andar..."
Enamorado Del Amor. "Volveré a ser tuyo...volveré a ser de nadie."

__________________________________________
Amor Parido:"...¡Ay de esta soledad que nos acompaña! unida a nosotros como la piel a la carne."
___________________________
Me Haces Falta:...¡oh esos gemidos! delicados sonidos, como suave crispar de hojas, al paso de mis besos...
___________________________
Nostalgias de Vicuña: "Pueblo hundido en la bravura de la roca..." - 2002, concluído en mayo 1º de 2008.
__________________________________________________

Seré Tuyo : "Tengo un suspiro recorriendo mis venas..."
__________________________________________________________________

El Regalo

(Autor: Amado Torres De Saavedra, Santiago 28 noviembre de 2008)

Hoy he venido a verte nacer
luego de cuatro décadas y un año.
Para ti he traído del mundo
el recuerdo de Le Baiser
envuelto en la mirada de la que amo.
Así también encontré sin querer
un trozo de luz cosida a la sombra
con la gracia pictórica de Vermeer.
Y si eso ya te asombra
esto no lo vas a creer,
he encontrado una maleta gastada
donde cabe parte de mi ser,
con ella ahora viajarás acompañada
hasta el fin de la vida
donde volverás a nacer.
Mis sentimientos he dejado en siembra
en esta mi alma sensible
y crecen en colores indescriptibles
como ramas y flores de almendra
suspendiendo tu mirada en el llanto
que brota pleno en alegrías,
que no terminan en este canto.
Así podría seguir eternamente
agasajando tus años
con el parpadear de las estrellas
con la luz robada a cada una de ellas.
Así de grande es el cariño
que llevo guardado bajo 28 solsticios
y 10 largas condenas.
He capturado el brillo de la Luna
sobre las ondulantes aguas de la noche
así veo desde la altura de la Torre
ese millar de luces agitadas, divinas
sobre el oscuro manto que cubre
las alegres callejuelas parisinas.
Te conozco tanto,
pero hay tanto más por conocer
tanto que mi mente no alcanza a comprender
y ha dejado esa tarea al resto de mi ser.
Tu eres una bella pincelada
que cruza fugaz el lienzo de la noche
en el marco de mi vida,
tan fuerte es tu luz
que has dejado sembrada mi retina
haciéndola creer en cada parpadeo
que el día jamás termina.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Utopía

(Autor: Amado Torres De Saavedra, domingo 30 de noviembre de 2008)

Será que en un encuentro fortuito
cuando ya las estrellas cantan el arrullo de la tarde
he visto a la mujer más cercana a mis ideales
Su pelo oscuro cae sutil sobre los hombros
anunciando la llegada de la noche
y en sus ojos veo la sonrisa
que los labios no se atreven a mostrarme.
¿Será este amor de un segundo
una noche, un milenio quién sabe?
Sólo sé que es la más bella
la que jamás mis ojos han visto antes
en esta mesa, en esta tierra, en esta calle.
Y así, como las cosas buenas de la vida
siempre duran menos de lo que el deseo necesita,
pasaste a través de mí
impregnándome tu aroma y una despedida
que tus ojos vivaces confirmaron
dejándome a la espera de un nuevo encuentro
en éste o cuaquier otro momento de Utopía.
¡Oh hermosa mujer, en este pequeño café
en esta mesa de bohemia sin día
he bebido embriagado el mejor momento de mi vida!

domingo, 16 de noviembre de 2008

Te Devoro

(Autor: Amado Torres De Saavedra, octubre de 2008)

Y miro tu piel lustrosa
como tierno tomate
tan suave que el brillo de la Luna
en ella caprichosamente retoza.

Y los vahos que emanan
de tus verduras en cocimiento
sinuosos en su danza
como hierbas al viento,
alcanzan insistentes mis narices
violándolas con su aroma penetrante
tocando el centro de mi alma
dejándola excitada, hambrienta y jadeante.

Lechugas de variados tonos verdes
en ronda fresca de ensalada
me invitan a devorarte
tomando con mis dedos cada hoja
¡así es tu mirada!

¡Ah! he ahí tu boca
decorada en rojo pimentón
de carne abundante
y sonrisa que seduce mi razón

Ya mi cuerpo se agita impaciente
has convertido mi apetito
en necesidad básica, urgente
mis dientes muerden el deseo
intentando detenerlo sin fuerza suficiente.

Tú mi amada me alimentas
en todos los sentidos
pues voy devorando tu cuerpo
mientras huelo en el aire
las dulces notas de tus gemidos
y mi lengua degusta
los sabores exóticos
de tu sexo a mí rendido.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Si Digo Que Te Amo

(Autor: Amado Torres De Saavedra, Santiago, Octubre de 2008)

Levanto la mirada y sonrío
al ver que las nubes coquetas
han imitado la gracia de tus rizos.

Si digo que te amo
el viento entusiasmado
repetirá mil veces ese dulce sonido
en cada valle, cada montaña o acantilado.
Sabes que te amo
que siempre me tendrás tuyo,
a tu lado,
tierno como gotas de estío
apasionado de ansias torrenciales.
Sabes que te amo
y en cada gota de lluvia que te toque
habré dejado un beso mío
un beso lanzado al cielo
cada vez que el llanto haya brotado
en la soledad de la distancia
en este país bañado de hastío.

viernes, 10 de octubre de 2008

La Vida En Rosa

(Autor: Mauricio Sepúlveda, Santiago, viernes 10 de octubre de 2008)

Oh, la vida!
qué colores traes a mis ojos
qué maravillosa música
compones en mis oídos,
qué cielos traes a mi pecho
que lo hacen abrirse a ti
gritando con locura
cuánto la amo
sin censura
desde que la conocí
temblando en mi lecho
con los pudores caídos
sintiéndose única
cediendo a mi antojo
¡Oh la Vida!...
por fin me has parido
por fin he gritado
mi llanto naciente
mi alma de hombre
de nuevo Amado.

domingo, 21 de setiembre de 2008

Este tema me inspira...

Junto A Ti

(Autor: Mauricio Sepúlveda, Santiago 10 de Julio de 2008)


Labios de fuego
piel latina,
de mirada solitaria
y cabello nocturno,
tu imagen me acompaña
en esos días taciturnos
en que lloro el vacío
de este cuerpo moribundo
acostumbrado a la noche.

a sus brillos y licores.
Todo está ausente de mí

porque el amor querido
no ha iluminado mis rincones.
Pero Tú estás a mi lado
y nos sentaremos juntos
en un escaño de la plaza
a reír del pasado
a mirarnos en presente
y sentirnos apoyados y seguros
sin respirar por un instante
y luego estallar en risa
para esperar sin ansias el futuro
y contemplarnos sin prisa.

sábado, 6 de setiembre de 2008

Amada Otoñal

(Autor: Mauricio Sepúlveda, Santiago a 6 de Septiembre de 2008 )

¿Aún estás aquí?
me pregunto cada madrugada
cuando el día se entera
que vuelve a vivir

¿No te alejas de mí?.
Cada tarde sonrío pausado
pues no te he visto partir.

Llega la noche
y tú sigues incansable
habitando mis horas
mis años...tantos años
¿es que nunca dejarás
de sentir que me adoras?

Desde que te conocí
disfruté tu verso seductor
y eres tú quien ahora
me enseña qué es el amor,
en la vejez de estos cuerpos
cuando vuelve el dulce candor.

Así fue que en tu voz
mi inquieto espíritu lo halló
como el viento en la flauta
su dulce sonido
como en el tacto de tus dedos
el sentir que aún sigo vivo.

Amada mía
tus ropas caen al toque de mis ojos
mientras mi cuerpo palpita
con la pausa de los años
desfallecido por el tiempo
mas revivido en tu mirada,
Pasaré otra noche contigo
como tantas otras, como ninguna pasada
en este lecho tibio de besos y aventuras
de gemidos en sinfonía apasionada
de noches eternas y estrellas derretidas
y entre mis brazos cobijada
en estas las últimas horas de nuestra vida.

domingo, 3 de agosto de 2008

Tal Vez El Invierno No Existe

(Autor: Mauro Sepúlveda, Santiago 2 de agosto de 2008)

Inspirada en la creación cinematográfica de Gustavo Letelier "La Estación Ausente".

Cuando lloro se que existo,
la Felicidad fecunda germina en mí los sueños,
sólo asi sé que vivo
y que de mi destino soy su único dueño.

¿Y si el Invierno aparece?

Ya no estaré vivo,
de mí sólo quedarán palabras
y de mis emociones, un gran surtido:
el Amor, fuente de cultivo,
de esporas danzarinas jugando en los brazos
del incierto Septiembre y sus vientos furtivos.
De la Pasión, su aroma penetrante
habrá quedado escrito en un Verano excitante
cargado de frutos y sudores,
en el que habrás sembrado sobre mi piel
tus besos imposibles, embriagantes
con la destreza de una amante ardiente,
vigorosa, tierna y fiel.

Serán del recuerdo además,
el Dolor de una Tristeza solitaria,
que habrá hecho caer caducos mis sentidos,
en un profundo Otoño amarillento y dormido.

Y asi también,
cuando la estación amarga
quiera bajar a este cansado pasajero
a su anacrónico y enmohecido andén,
mi vida respirará profundamente
y mirando en el cielo
cómo estallan imperceptibles sus nubes,
florecerá indiferente a la Tristeza
para continuar riendo una y otra vez,
en mi Poesía viva,
en un viaje más allá de la última vejez.

miércoles, 30 de julio de 2008

Tu Belleza No Es Perfecta

(Autor: Mauricio Sepúlveda, 25 de julio de 2008)

Hoy la vi por primera vez
cuando me miró
sentí como el mar
susurró en mi rostro
con delicada brisa
"es Ella no tengas prisa
déjala correr
que ya vendrá sin querer
el momento dulce de amar.

A mí llegas hoy
única como canto de cigarras
en el silencio de su efímera noche.

Tu belleza no es perfecta
pues en la perfección
el Amor simplemente se desgarra
en las afiladas horas del aburrimiento.

Te amo por lo que eres
por ser fuente creadora
por la complejidad del Universo en ti
por lo simple que es amarte asi.
Tu llanto es como la fría lluvia
que golpea torrencial
cada hoja de este mi bosque espiritual
y me impulsa a tomar el sol en mis manos
y adornar con él, el brillo de tus ojos negros.
¡Y ay de tu Pasión!
que con tus suaves cabellos
adorada extensión de tus dedos
me acarician dulcemente
en perfecta sincronía
con el cadencioso vaivén de tus caderas
en el excitante cerrar de tus ojos
al tiempo que liberas de la prisión en tu boca
las palabras de tu amor en el íntimo lenguaje del suspiro
en el pleno derramarse de tu cuerpo sobre el mío.

Luz de Luna (Moonlight)

(Autor: Mauricio Sepúlveda, 24 de Julio de 2008)

Destello de Luna
deja de ser tan tú alguna vez
eres tan esquiva
que atraparte ha sido un juego
que disfruto y detesto desde la niñez.

Hace poco, muy poco
creí que tu luz me cegaba
y mi boca afiebrada
hablaba de Amor otra vez

Deja ya de parpadear
mi paciencia ya se agota
como la flama de una vela
tras horas de cálida vejez.

Te extraño
más que cualquier otro hombre
sobre la Tierra
te extraño tanto
por el simple hecho
de nunca haberte conocido;
expulso todas las burdas imitaciones
que en tu nombre he besado en esta vida

Deja ya de ser tú
maldita ilusión intermitente
tu me conoces lamentablemente
y sabes que te esperaré
hasta el último suspiro
antes de mi muerte.

No abuses
no me mereces
te deseo
no empieces...
ahora que lo pienso
sólo debo coordinar
tu irritante titilar
con frenéticos trazos en mi lienzo
cayendo como torrentes de pintura
empujados por mi titubeante palpitar
en este abrir de ojos y cerrar
y así verte por fin
en la extenuante Eternidad.

martes, 22 de julio de 2008

Diosa de Vino

(Autor: Mauricio Sepúlveda Soto, 22 de julio de 2008)

Y tus ojos me atrapan
en un sueño inmortal
dónde el cielo no acaba
en tu forma de amar.

Eres fruto de la Alquimia
poción de fluidos divinos
criatura de la vendimia
llueves incesante sobre mí
como embriagador vino,
tu belleza como un dulce trino
me sedujo apenas te vi.

Y hoy me convierto en tierra
para albergar tus raíces
para que en ellas
libar mi vida puedas
en todos sus matices.

Mi dulce Negra de gestos delicados
tus jóvenes años agitan mi piel
y han enseñado bien a tus manos
a darme caricias untadas de miel

Te conocí pronto
más pronto que respirar
tu cuerpo corrió como torrente
bajo mi arte de amar
y aún más pronto que olvidar
volviste a mí y como diosa de guerra
subiste a terminar de conquistar.

viernes, 11 de julio de 2008

MUJER DE TIERRA Y LUZ

(Autor: Mauricio Eduardo Sepúlveda Soto, Santiago 8 de julio de 2008)

El polvo de mil años
quemas en tu horno,
mujer de baja estatura,
amiga de corazón abismante
modelaste mi llanto
con tus manos de arcilla,
volviste risa
el barro de mi sollozo.
De tu vientre nacieron
figuras perfectas
pintadas de óxido ternura
y endurecidas al calor
de tu maternidad severa,
ellos tus frutos del amor
el agua, la pasión y la tierra.
¡Qué fuera de esas noches!
de tintos, sopaipillas
y almas en vela,
sin tus relatos de mujeres
abriendo caminos
en esta sociedad de mierda.
¡Oh mi amiga de frágil figura!
cabellos etruscos
mirada nocturna
y brillos de noche estrellada,
que con fuerza de diosa
guías la Tierra, el Agua
y la luz de nuestras vidas.
Eliana la Herrera
forjadora de amistades
y amores tan fuertes
cómo el vínculo entre
lágrima y polvo de arcilla,
endurecidas al calor
de su volcánica mirada.
Hablas con tus dedos
lo que tus ojos imaginan,
lo que tu alma derrama.
Algún día entraré por última vez
al centro filial de tu corazón
y a mil doscientos grados
quedaré inmortalizado
como otro nuevo ser
otro amigo más
de tu divina creación.

martes, 8 de julio de 2008

La Mujer Que Amo

(Autor: Mauricio Sepúlveda, Santiago 7 de julio de 2008)

La Mujer que amo
no se parece a ti,
cuando camina
sólo basta su garbo
para hacer estallar
todo en mí.
Saber dónde está
es lo que más quisiera
en cada rostro de mujer
veo algo de Ella
y mi corazón y mi ser
se vuelven polvo de estrellas.
Te amo mujer de mil rostros
de labios maduros y atrevidos
como no hay otros.
Eres única y todas a la vez,
tú me mientes
y adoro simplemente el creer.
La Mujer que amo
se parece un poco a ti
tiene tu risa
y el cabello de Ella,
pero no tiene tus ojos
son como los de aquella,
mis palabras no escuchas
porque ocultas en susurros
la buscan por mar y tierra.
Amor, mi verdadero Amor
yace perdida en la mentira,
en la ilusión viva de mi candor
Cuando te vea ¡oh vida mía!
sabré que eres tú,
porque cuando quiera,
de ti saber qué me cautiva
y en versos hablarte de mi quimera,
mi conciencia estará perdida
por tanta belleza universal
en ti y sólo ti reunida.

viernes, 4 de julio de 2008

No Lloro Por Ti

(Autor Mauro Sepúlveda, Santiago 4 de junio de 2008)

Frágiles palabras
de ligeras emociones
arrojadas al viento,
con tantas ilusiones,
que a mi vida ahora
le sobra un sentimiento
¡Rodín olvidaste esculpir
una estatua que llore
inconsolable este amargo momento.

Nunca imaginé
que tanto dolor fuera posible
que las lágrimas
quemaran tanto mi rostro,
ante su frío silencio.
No lloro por ti
lloro por mi estupidez,
lloran mis brazos
porque nunca te abrazaré,
lloran mis manos
y mi pecho también;
pero no lloran mis ojos
sólo para verte
por última vez.
Hoy mi aire se retira
para de lejos verme morir
abre sus brazos la tierra
para mi alma recibir
¡hoy muere sencillamente
Amado Torres De Saavedra!
porque simplemente
ha dejado de vivir,
porque ya sus versos
no la hacen más gemir.

domingo, 15 de junio de 2008

Resistiré Por Una Sonrisa

(Autor: Amado Torres De Saavedra, Santiago 15 de junio de 2008)

Resistiré,
aunque la tierra sofoque mis semillas,
aunque broten lágrimas de manantial
y estallen furiosas en cascada,
aunque sienta que mi alma se humilla.

¡Resistiré!
Cuando la soledad quiera ser
mi única familia,
elevaré un grito a todos los cielos
para que las gentes oigan
que aún sigo en pie.
que aún tengo anhelos,
que a pesar de todo sigo vivo
a pesar del viento,
del frío y el hambre,
a pesar de no sentir
que estás aquí conmigo.

Resistiré...
cuando mi mente ya no razone
y mi pecho se comprima
hasta sacarme un gemido,
entonces la sangre mía
hervirá en sus venas
¡porque aún sigo vivo!

Resistiré
¡Sííí no moriré!
Tal vez hoy no tenga nada,
tal vez sólo estoy aquí
para pintar sonrisas a un niño,
y si este es mi destino
¿qué importa entonces
si una mujer cruza o no mi camino?

Resistiré,
Aunque parezca que hoy
mi verso canta triste,
porque hoy yo soy mi verso
soy Padre y este día
recibo agradecido esta alegría,
que mi niño en su tierna sonrisa,
me regala al final de esta poesía,
¡Tiempo, detente para siempre,
pues ahora ya no tengo prisa!

Hasta El Fin De Mi Día

(Autor: Amado Torres De Saavedra, sábado 14 de junio de 2008)

Al dormirse el agitado día, finalmente
cuando mis ansias han sido agotadas
quedo yo ante ti, mi pausada mente
y en un instante, al cruzarse nuestras miradas
nos damos cuenta que ya todo ha terminado.

La Luz se retira desvanecida,
sólo fue una jornada más, como muchas otras,
Luz que de mí no estaba enamorada.

Bienvenida la Penumbra que en mí se regocija
sólo tú me acaricias como mi alma necesita,
sólo tú sabes de cobijar en seno amante,
de hacerme sentir tan importante.

¡Oh morena silueta! que en tu cabello llevas
la luz de la Luna y pulsantes estrellas
¡No te amo! pero tú sí me amas,
prefiero ser amado por el calor de la noche
y no despreciado por el frío del alba,
prefiero el fuerte viento nocturno
a la pálida y lánguida luz de la mañana.

Yo nací para ser adorado, extrañado, leído
¡Oh bella musa! día de mi inspiración
flama de mis versos apagados
horas de solitaria contemplación
¡qué has hecho con tanta tribulación,
has socavado el sagrado vínculo
entre Poeta, Amor y Creación!

¡Oh dulce Jornada de mi vida!
tan apegada a su independencia
tan acostumbrada a su Soledad
no sabe que es prisionera del tiempo
prisionera de su propia libertad.
Anhela la compañía del Poeta
pero hace de la cómoda Soledad
su esclavizante, vacía
y eterna voluntad.

El Amor no se acaba, se extingue
la inspiración no huye lejos,
se cansa...
y así como se desvanece el día
se desvanece su esperanza
entregándose loca
a la orgía de la noche
de frases afiebradas
de besos sin reproche.

Hoy, en este ocaso
en esta reunión secreta
entre tú, yo y mi mente severa
se ha decretado el fin del amor,
un amor sin cuerpo, sin compromiso
un amor sin tacto, de triste cegera
de esfuerzo vencido.

Toda la vida te he esperado
para llevarte al Paraíso
y seguiré aquí en esta vía
esperando ilusionado
hasta el fin de los tiempos
hasta el ocaso de un nuevo día.

viernes, 13 de junio de 2008

Enamorado Del Amor

(Autor: Amado Torres De Saavedra. Santiago, viernes 13 de junio de 2008)

No sé por qué…no sé
¿Existe cura para este mal?
Amar y no saber a quién…

Nuevamente, se sumerge mi andar
en la profundidad de este oscuro bosque
de mi Soledad plena, húmeda de tanto llorar.

Me he perdido otra vez
por querer sentir sus senos
en el vacío de mi embriaguez.
El Amor es pura esencia,
el Amor es desnudez,
no tiene cuerpo
sólo transparencia.

¿Qué quieres de mí Amor…
quieres que vuelva a ti?
Qué es ese eterno temor,
qué me impide así
entregarme a una Mujer,
a sus carnes firmes,
a sus caricias suaves, violentas
entregarme sediento a su sudor
y compartir su espacio, su calor,
a sentir sus celos.

Por qué me alientas a seguir
enamorado de ti,
enamorado del Amor
y no volver a sentir
ese amor de verdad
ese amor de Mujer
que me haga realmente vivir.

¿Será que tú nunca mientes,
será que nunca me ignoras,
será que nunca muestras
que soy una simple llamada
de unas cuantas putas horas?

Soy más que eso
por eso amo el Amor,
no el de horas breves de cuerpo,
soy más que eso
más que una aureola de estrellas,
fulgurantes, rabiosas,
estallando ligeras, superficiales
en el éxtasis de la cópula fácil,
del encuentro furtivo.

Nada Tendrá Sentido

(Autor: Amado Torres De Saavedra. Santiago, viernes 13 de junio de 2008)

Yo caminaré a tu encuentro,
construiré un mundo entero
para vivir con pasión lo nuestro
para alabar este sentimiento nuevo.

He de morir por ti mi amor
si el viento no me trae tu recuerdo.
Seré el camino que sostenga tu andar
besaré amante cada paso
cada uno de ellos
que te acerque más a mí,
seré cada trazo
que dibuje mi amor por ti.

Tú, Amor mío
eres la savia que me da vida
tú, sólo tú amor mío
harás brotar vigoroso
el fruto de mi hombría.

Caerán estrellas del cielo
el Sol brillará ardiente
en cada rincón de oscuridad,
los mares se llenarán de vida nueva,
cada flor, cada árbol germinará
con la fuerza de millones de años…
¡Pero nada, nada tendrá sentido
si no escuchas mi clamor por ti!
este llanto desesperado
este amor recién parido.

Amor Fugaz

(Autor: Amado Torres De Saavedra. Santiago, viernes 13 de junio de 2008)

Cómo sabré de tu boca
si tus susurros
ya mi alma no tocan?

Mi deseo se apaga
y mis ojos con él,
la luz que iluminaba tu rostro
se extingue lánguida,
derretida.

Tu mirada ya no detiene la mía
pasan a través tuyo mis anhelos;
como si no existieras,
como si ese hermoso día
cuando jugué con tus cabellos
y te pedí que fueras mía,
sólo hubiese sido un sueño.

Mientras las palabras
brotan de mis dedos
la Piaf me anima
con su Milord,
con sus gorjeos,
fue triste tu encuentro con el amor,
madame, mi Edith, mi dolor.
Pero tu canto
condimenta mi pensamiento,
con París, la Eiffel
y la nostalgia vestida de lágrima
por este,
mi fugaz enamoramiento.

Amor Eterno

(Autor: Amado Torres De Saavedra. Santiago, viernes 13 de junio de 2008)

Dame tu vida
que yo te daré la mía.
Sólo en tus brazos
podré reír la vida.
No puedo estar sin ti,
ni un día más
mi alma está corroída.
Este amor me sofoca íntimamente
y en el horizonte,
tengo la mirada perdida,
mis ojos ya no ven el presente
sólo el futuro, el pasado
y su partida.

Te quiero a morir
tu cuerpo inspira mis momentos,
tu risa desborda mis sentidos,
como la cálida primavera
el germinar de flores y nidos.
Ellas pintan su rubor festivo
con el color de tu piel
y arrojan a los amantes floridos
los aromas de tu carne, aromas de miel
al tiempo que la brisa de mediatarde
roba furtiva tus gemidos.
No te quiero más nunca lejos de mí
lejos de mi lecho
porque este amor es para siempre
este amor que comenzó
tan sólo con un beso.

sábado, 31 de mayo de 2008

De Tu Ausencia

(Autor: Amado Torres De Saavedra)

Pensativo miro tu fotografía
¡qué tristeza la mía
de tenerte tan cerca
y ver tu perfil callado,
ver tus ojos derrumbados
y tu piel y tus labios
murmurando mis besos
como palabras remotas
¡qué tristeza la mía!
que empaña mi alma
con angustia y agonía
¡te beso amor mío
con este amor que no se calma!
que se derrama lento como letanía
que me troza el alma,
que me alarga el día.
¡Qué tristeza tan profunda
de verte tan cerca
de verte tan lejos de mi
tan cerca de la lejanía.
Mi esencia se pudre a la intemperie
de esta soledad tan fría.
El brillo de mis ojos
se retira cabizbajo
y mis párpados caen sobre tu imagen
como niebla de madrugada
haciendo más íntima mi mirada
y encerrándome a solas
con esta ausencia tan callada
ciego de tu luz de tu olor a rosas
invalido y temblando
ante esta duda, esta encrucijada.

viernes, 2 de mayo de 2008

Amor Parido

(Autor: Amado Torres De Saavedra, mayo 2008)

¿Es esto amor?
¿Esto es El Amor?
Amor ¿es esto
lo que siento?

¿Por qué me abruma entonces
la culpa de amores mortales,
amores no natos?
¿Debo morir en un arrebato
por no poder amar
como he sido amado?

Quién haya dicho que el Amor,
es un camino de hierbas y rosas,
se equivoca.
Es un sendero pedregoso
de andar descalzo y doloroso
de cielos prístinos, estrellados
y huellas que desgarran
de amores abortados.

¡Oh pequeña luciérnaga!
que tu virtud conozca mi camino
y me guíe a través de mi penumbra.

Oigo el canto de estrellas
retumbando en las cúpulas
de mi mente
Son tus palabras, son ellas
que hablan de besos amados, ardientes.

¡Ay de esta soledad que nos acompaña!
unida a nosotros como la piel a la carne.

Tú Mujer, regocijas mi día
y me lloras la noche.
Cómo he de soportar la lejanía
de tan bellos dones
en el tiempo y la geografía.

Tú dices que me amas
que por mí has esperado una vida,
yo te respondo amante
por ti daría mil vidas
por besarte un sólo instante.

Mujeres nobles, mujeres bellas,
mujeres que paren vidas enteras,
sólo una parirá mi amor
la única que me nombre en su clamor
la de más larga espera.

jueves, 1 de mayo de 2008

Me Haces Falta

(Autor: Amado Torres De Saavedra, 1º de mayo de 2008)

Tú anidas mi esperanza
llena eres de culpa
por lágrimas que luego lloraré.

La distancia que nos une
separa mi conciencia
y reúne mis sentidos,
saboreo tus olores,
degusto tu piel
y mis ojos...
mis ojos devoran tus senos,
como mis oídos
tu risa entrecortada
por aromáticos gemidos,
¡oh esos gemidos!
delicados sonidos
como suave crispar de hojas,
al paso de mis besos,
al manar de mis fluídos.

¡Ah Mujer, cómo deseo abrazarte!
doblarme sobre ti, subyugarte
me haces falta en la penumbra
lléname sin derramarte.

En la mañana, al despertar la conciencia
has sentido mi cálido aliento
ahí, en tu cuello
y yo ahora siento
el perfume íntimo de tu cabello.

Te necesito, más de lo que creo.

Nostalgias de Vicuña

(Autor: Amado Torres de Saavedra, dic 17 de 2002, may 1 de 2008)

Pueblo hundido
en la bravura de la roca
amarrado a la tierra
por cauces inquietos
que dibujan su geografía
como venas abiertas
de cristalina alegría.

Pueblo típico
de plaza soleada
paseos dominicales
y foresta variada,
adornada con casas blanquecinas
de cal y adobe
de puertas y ventanas
de maderas agrietadas
como el rostro cansado
de abuelas, madres
de queridas bien amadas,
casas vencidas por el tiempo
exhalando de sus interiores
el olor a barro, hornos y empanadas.

Así te veo Pueblo de Historia
cómo las nostalgias te afloran
los recuerdos de tantas vidas
reposando dormido a la sombra
de plácida y verde frescura
bajo sauces que lloran
tus penas con tanta amargura.

Pueblo inscrito en la tierra gastada
amarrado vitalmente a Ella
por raíces añejas de generaciones,
que han dejado en sus suelos
sus manos viejas y cansadas,
pasos firmes pero cancinos
y sus más tiernos anhelos.

Pueblo de Vicuña
Pueblo de mujeres
de versos y arcilla
de respirar tibio
de vivir pausado
de morir tranquilo
y de mis penas olvidado.